Pablo Sánchez tiene apoyo.

05 mayo 2009

La goleada recibida el domingo frente a San José no tendrá consecuencias en el primer plantel. Lo que sí quedó de manifiesto es la preocupación de la dirigencia de Oriente, que no ve los resultados esperados a pesar de los esfuerzos que se realizan. Se conoció que anoche, en reunión de directorio se decidió dar la confianza necesaria al entrenador Pablo Sánchez.
Fuera del apoyo brindado se espera que lo sucedido en la ciudad de Pagador haya servido de experiencia al técnico y que le sirva para replantear el equipo con miras al partido del domingo frente a Real Potosí, en la Villa Imperial.
Dolido por la derrota, Sergio Galarza, capitán verdolaga, a su llegada manifestó su sorpresa por el resultado adverso, pero asimismo dijo que en caliente ningún análisis es bueno y que se debía esperar la conclusión que saque el grupo sobre lo sucedido.
Un miembro del directorio dijo que por el momento no es oportuno asumir ningún tipo de medida en contra del plantel y que lo único que se puede hacer es seguir trabajando para corregir los errores.
Sobre los jugadores, expresó su malestar, teniendo en cuenta que para motivarlos a sacrificarse al máximo en Oruro se les pagó el sueldo de abril, pero que a su modo de ver eso no fue suficiente ya que faltó actitud y entrega en algunos considerados experimentados a excepción de Wilder Zabala, que antes estuvo implicado en actos de indisciplina pero que el domingo se dio íntegro.
Los altos costos económicos que demandarían un trabajo de aclimatación del equipo en Sucre, hicieron que la dirigencia desistiera de la idea, razón por la que el plantel trabajará en la sede de San Antonio estos días y viajará a la capital de la República el sábado, donde pasará la noche y el domingo por la mañana viajará a Potosí a cumplir con dicho compromiso.
El equipo tuvo libre ayer y hoy en la mañana reinician los entrenamientos con miras al partido frente a Real Potosí. Para este encuentro, el DT Sánchez podrá contar con el zaguero argentino Andrés Imperiale, que cumplió un partido de suspensión. Marcelo Aguirre seguirá en observación médica.

La campaña

1 de marzo de 2009
Oriente 1-1 Aurora

8 de marzo de 2009
Blooming 2-0 Oriente

15 de marzo de 2009
Oriente 2-1 The Strongest

21 de marzo de 2009
Universitario 4-1 Oriente

4 de abril de 2009
Oriente 3-0 Nal. Potosí

12 de abril de 2009
La Paz F.C. 1-0 Oriente

18 de abril de 2009
Oriente 2-1 Wilstermann

26 de abril de 2009
Oriente 1-0 Bolívar

3 de mayo de 2009
San José 6-1 Oriente

Opinión

La historia de nunca acabar
Jorge Flores A. / Médico

Un hecho que ha tenido trascendencia mundial, tras la última fecha de las eliminatorias jugada el 1 de abril, fue la increíble derrota que sufrió nada menos que la selección Argentina (6-1) en los 3.627 msnm de La Paz. El diario EL DEBER titulaba al día siguiente: “Y un día…. sonreímos, la selección hizo vibrar al país humillando a Argentina con Messi, Tevez, Mascherano, Gago y compañía… Esta ha sido la más desastrosa derrota de la poderosa potencia mundial desde 1958, cuando Checoslovaquia le aplicó -usando terminología médica-, la misma dosis en el Mundial de Suecia. O sea que para Argentina esto sucede como algo excepcional ¡cada medio siglo!
El domingo pasado y en la altura de 3.709 msnm de Oruro, la misma humillante derrota (6-1) la sufrió Oriente de Santa Cruz. Y de nuevo se repitió la historia de nunca acabar: fútbol frente a la altura. ¿Qué tienen en común estas dos derrotas?
Por supuesto que la buena actuación de los equipos locales, pero además, entre varias otras causas, el agotamiento, el cansancio, la disminución de la capacidad aeróbica y anaeróbica en 20%, la anormal alcalosis respiratoria y la recientemente mejor estudiada hipertensión pulmonar aguda de la altura. Esto se traduce en una menos saturación de oxígeno en la sangre y en un menor débito cardiaco que impiden el normal rendimiento físico y psicológico que se presenta cuando el o los atletas no adaptados a la altura, compiten a mas de 2.500 msnm. Estos datos están confirmados en los centros médicos de primer nivel de investigación médica científica-mundial.
Entre las soluciones parciales más eficientes para mejorar la respuesta fisiólogica de los equipos del llano y apegarse más al Fair Play, aparece la opción presentada por mi persona: aplicar la regla número 3 del Reglamento de la FIFA sobre el número de cambios en los 90 minutos. Esto ya se realiza en los amistosos de selecciones. La adopción de 6 cambios por juego, que tiene ventajas, se denomina ‘Plan B’ y se encuentra publicada con argumentos médicos y estadísticos irrefutables en mi web. Los equipos bolivianos del Oriente del país, la FBF, la Conmebol y la FIFA, deben tomarlo muy en cuenta.

0 Comentario: