Oriente confirmó los cambios

04 abril 2008

Oriente ratificó las cinco variantes para enfrentar a Blooming. Y además quedó confirmado que Alexandre no será parte de este partido porque no se ha podido recuperar, aunque el técnico, Buenaventura Ferreira, ha decidido esperarlo hasta último momento. La situación del otro lesionado, Robson, es un poco distinta. El delantero se está recuperando y es posible que juegue unos minutos.
Ayer, se cumplió una práctica futbolística en el Tahuichi. El DT confirmó el onceno y se mostró optimista por lograr una buen resultado, aunque admitió que llegan en desventaja por la ausencia de los suspendidos Luis y Limberg Gutiérrez y Jhasmani Campos, y del lesionado Alexandre.

En el entrenamiento se vio un equipo con profundidad ofensiva porque en 20 minutos Juan Maraude, que será el hombre de punta junto con Alcides Peña, convirtió tres goles. Sin embargo, se echó en falta la explosión y velocidad que le ponen Limberg y Jhasmani.

Fuego cruzado

Clásico fuera de la cancha

La sospecha que tiene la dirigencia de Oriente de una intromisión de la Blooming en la suspensión de dos jugadores verdolagas sigue dando que hablar. Ayer, el dirigente de la academia, Carlos Guillen, arremetió: “El Tribunal de Justicia no funciona en este club, los miembros no son dirigentes de Blooming y la lengua larga y el cerebro corto no están en esta institución. Después que no se quejen cuando se encuentren suspendidos o sin trabajo quienes abrieron la boca sin tenerla conectada con su cerebro, son ellos”, afirmó. El dirigente verdolaga, Ernesto Álvarez, también se refirió a sus rivales. “La opinión pública sabe como se han manejado las suspensiones de los futbolistas. Sólo nos queda jugar en la cancha, aunque fuera de ella ya hemos perdido”, señaló el dirigente verdolaga.

Blooming bajo la lupa

Arquero

- Frey. Ruht es un buen arquero, pero le falta más solidez. Últimamente está dando muchos rebotes y fallando en las pelotas áreas.

- Sánchez. Le falta jerarquía y personalidad, cualidades que siempre tuvieron los arqueros de un equipo grande como Blooming.

- Rojas. Jugó bien en la Copa AeroSur, pero luego ha estado muy inseguro.

Defensas

- Frey. Es compacta y cada vez se entiende mejor. El talón de Aquiles es Sergio Jáuregui, porque comete muchas faltas y juega al filo de la navaja.

- Sánchez. Está compacta aunque en ocasiones fallan los centrales Schiaparelli y Blanco. Falta un lateral derecho que pase más al ataque.

- Rojas. Hay muchos problemas por falta de coordinación. En partidos en La Paz mostraron varias falencias.

Volantes

- Frey. Es una de las zonas fuertes. Con Gualberto Mojica y Joselito Vaca inspirados la victoria se hace menos complicada. Además ambos tienen llegada.

- Sánchez. Tocan bien la pelota y tienen bastante llegada, pero les falta que utilicen más el remate de media distancia. Joselito Vaca es clave.

- Rojas. Es uno de los puntos fuertes, con Joselito Vaca y Gualberto Mojica como figuras.

Atacantes


- Frey. Es lo mejor. Anderson y Hernán Boyero son fundamentales en el esquema de Gustavo Quinteros. Ambos atraviesan un buen momento.

- Sánchez. Es lo mejor del equipo. Boyero es un delantero diferente, de los que no hay en Bolivia, que hace goles de visitante y de local.

- Rojas. Boyero y Anderson han formado la mejor delantera del país.

Erwin Frey, Juan C. Sánchez y Silvio Rojas

Oriente zona x zona

Arquero


- Hoyos. Galarza atraviesa un excelente momento y es uno de los mejores de Bolivia. La seguridad en el pórtico está garantizada.

- Roca. Anda bien y lo demuestra en cada partido con atajadas de mérito. Es uno de los mejores del equipo.

- García. La experiencia y personalidad de Galarza le dan seguridad a la defensa. Está atajando a un buen nivel.

Defensas


- Hoyos. El hecho de que a Galarza le hayan convertido pocos goles es una muestra de que también la defensa anda bien. Cada vez se acopla mejor.

- Roca. Es una de las peores zonas. Grabowski es muy lento y por ello lo superan fácilmente. Lo más firme es el paraguayo Almirón.

- García. Hoyos, Grabowski y Almirón le dan seguridad a la última línea.

Volantes


- Hoyos. Ha tenido un buen rendimiento, pero aún puede rendir más. Los remates de media distancia y la contundencia son su arma.

- Roca. Es una de las zonas más fuertes, con el argentino Aguirre como el hombre que marca, crea fútbol y es de ida y vuelta.

- García. En el clásico será uno de los sectores más débiles por los dos cambios que tendrá.

Atacantes

- Hoyos. Es uno de los puntos más débiles porque no tienen contundencia. Les falta acoplarse.

- Roca. Por momentos se entienden bien y logran armar jugadas de peligro. El que no termina de acoplarse es el argentino Maraude.

- García. Maraude todavía no ha rendido como se esperaba porque no ha tenido la continuidad necesaria.

Hebert Hoyos, Rómer Roca y Arturo García

Opinión

La verdad está en la cancha
Carlos Valverde / Periodista

El primero que vi se jugaba con camisolas. 'Petro', ese era el apodo de Oriente Petrolero, tenía unas camisas (camisola decía Bernardo Silva en radio Grigotá) brillosa verde con vivos blancos y botones; Blooming (mucho antes de ser ‘transportista’) era celeste con vivos blancos.
Ganó Petro. Jugaban Freddy Chahín, a quien después tuve el gusto de conocer y tratar, Wálter Banegas y creo que ya estaba Pacho Flores, uno de los mejores mediocampistas que vi. Al otro lado, entre los que perdieron estaban Erwin Frey, ¡qué arquerazo!. Larramendia, Chino Aguilera, un crack; y Roly, un jugador metedor aunque no bueno, pero sí incansable. Ese año dimos la vuelta Olímpica. Ya estaban Olavo y Pacú. Con el tiempo me aprendí los nombres de memoria.
Llegaron Antonio Cabrera, Silvio Rojas y 'Choco' Antelo, a quien vi jugar en Real y trabajaba en el servicio médico de ‘Yacimientos’, en la esquina de mi casa ¿Cómo no ser de Petro, entonces?
‘Petro’ pasó a llamarse Oriente cuando, desde el 70, ganó nombre propio y espacio en el interior. Nos olvidamos de Petro, pero no perdimos la pasión ni el gusto de ganarle a Blooming, a quien despedí con pañuelo blanco la primera vez que se fue a la B, cuando jugaban el paraguayo Cáceres, Nino Moreno, Rojitas y Deterlino Jurado. Ya eran ‘transportista’, y alojaban a sus jugadores en el Austro Plaza que era, ganando hinchas, pero no era lo mismo. Faltaban ellos, los hijos que volvieron y que una vez más, después, se fueron de nuevo, como para que no se olviden que ellos van y vienen, cosa que nosotros nunca hicimos. Volvieron para el Integrado, cuando fuimos campeones, por supuesto. Y ahí les ganamos con gol de Toninho a Conrado, que todavía debe estar buscando la pelota. ¡Cómo le dio Antonio!
Hay otros clásicos memorables, como cuando debutó Tucho, que perdimos, pero que el 'Flaco' mostró lo que podía dar. Gibaudo no debe saber hasta ahora por donde se escurría en esa jornada que le hizo tres.
Ellos nos ganaron ése y uno que dolió, el del gol de Silvio en la Libertadores. ¡Mierda! hasta ahora duele. Nos dejaron afuera un día que Silvio se equivocó, porque nunca en su vida le pegó de esa manera (ni le va a volver a dar) Hebert Hoyos no pudo con el ‘error’ del petiso.
Clásico es clásico. No cuenta quién está mejor ni quién lleva más partidos ganados. Ese día es borrón y cuenta nueva, aunque las estadísticas nos favorezcan, aunque ellos sean conscientes de que somos más que el poquito de ellos. No importa nada. Ese día ellos se crecen (el rival y su nombre los hacen crecer) y hasta parecen un equipo.
Un padre le dice a su hijo que el sufrimiento de verdad es perder un clásico y es verdad. El clásico es el único que no se puede perder, los demás partidos son cualquier cosa.
Se viene uno. Y los 'chicos de la ex pascana' se prepararon con todo. Parece que hasta con la Comisión de Árbitros y esas cosas que a veces se hacen en el fútbol y lo sacan a uno de los estadios. No importa, igual podemos porque en el clásico la verdad está en la cancha y hemos sabido salir de éstas y peores. Si nunca descendimos ni jugamos con botas de goma en las mañanitas. Si jamás fuimos a la B ¿por qué no vamos a ganar como sea?
Clásico es clásico. Espero que ganemos. Creo que los que van a entrar saben de lo que se trata...
Vamos 'Petro', que podemos.

  • El Deber

  • 0 Comentario: