El equipo hizo su parte

24 septiembre 2009

Lo más importante para Oriente Petrolero anoche frente a Bolívar en el Tahuichi era clasificarse a las semifinales del Clausura, y lo consiguió. El 0-0 en el duelo de vuelta (1-1 en la ida), ante una gran cantidad de espectadores, le permitió sellar su avance por el gol de visitante; lo que ahora le queda es esperar los resultados para conocer a su próximo rival, aunque está claro que Oriente ya no puede ser el mejor de las llaves. ¿Puede darse un clásico? ‘Vitamina’ y el resto del plantel estarán pendientes de lo que pase con Blooming esta tarde en el Tahuichi.
En el duelo de ayer, los albiverdes pudieron haber liquidado el pleito en la primera parte. La clara muestra fue la situación que desperdició Medina, cuando apenas se habían jugado 23 segundos del partido. En esa primera etapa Oriente fue más, generó varias opciones en ofensiva, gracias a las punzantes arremetidas de Alcides Peña, que además se encargó de presionar a Schiapparelli para que el zaguero no saliera con claridad desde atrás.

A él lo colaboró muy bien Marcelo Aguirre, que cada vez que aceleraba el equipo encontraba espacios. Tuvo a mal traer a Ignacio García.
A los 16 minutos, el local desechó una ocasión inmejorable. El contragolpe lo comenzó Aguirre, lo continuó Peña, pero el delantero teniendo a Joselito Vaca entrando solo por derecha, optó por entregar el balón a Medina, que iba por el otro costado y que ya venía siendo encimado por Torrico. De todas formas, el ataque no cesó y la clara muestra se dio a los 28, cuando Arias sacó con gran estirada un cabezazo de Peña tras un centro de Vaca. Bolívar a lo único que atinaba era a darle el balón a Ruddy Cardozo, pero el volante tenía el resuello de Wílder Zabala, que en más de una ocasión lo anticipó.
La labor que cumplían en el medio Melgar y sobre todo Argüello, era para destacar, porque ambos, más Zabala, corrigieron a tiempo salidas poco seguras de los centrales Suárez y Méndez. En el complemento, Bolívar tuvo mayor espacio para desplegarse. El esfuerzo hecho en La Paz le pasó la factura a jugadores como Aguirre y Melgar, que comenzaron a bajar y se mostraron poco participativos. Pero cuando eso sucedió, apareció la enorme figura de Francisco Argüello, un pulmón en el medio, y con buen pie, porque si algo hay para destacar de Francisco, es la buena visión que tuvo para buscar a un compañero.
Bolívar intentó llegar a través de Cardozo por derecha, ya que Anderson Gonzaga y el mismo Ferreira, se diluyeron entre los zagueros, porque además no contaron con alguien que los ‘alimente’ con pelotas. Para enterarla, a los 72’ Mario Ovando vio la tarjeta roja por una falta en contra de Molina. El partido era para Oriente, tenía que liquidarlo por el golpe anímico que había recibido el rival, pero primero Medina, y luego Cabrera, se dejaron anticipar seguido por Schiapparelli y las opciones en el complemento se redujeron casi a nada.
Al final, el equipo acabó aplaudido, porque el 60% de la clasificación se la consiguió extremando esfuerzos en La Paz. Ahora espera a su rival, mientras Bolívar hace cuentas para al menos entrar, como el mejor cuarto.

Las frases

“Ganamos una batalla que nos deja más cerca del final de la guerra”
Pablo Sánchez DT. de Oriente Petrolero

“Bolívar fue más, ida y vuelta; terminaron escondiendo la pelota”
Gustavo Quinteros / DT. de Bolívar

Se pinta el clásico 143
Así como los entrenadores de Real Potosí y Bolívar eligieron comenzar de local por conveniencia, en busca del pase a las semifinales, no sería raro que Blooming hoy, cuando se enfrente a Real Potosí, haga números para ver lo que mejor le conviene en esta fase.
De ser así, con una victoria por la mínima diferencia sellaría el segundo lugar y tendría que enfrentarse a Oriente, que se clasificó ayer como tercero, por ahora. Para que esta figura se dé, The Strongest tendría que derrotar a Universitario, en La Paz, aunque sea por 1-0 (se aplica el conteo de goles de la Copa Libertadores en caso de empate en puntos).
Debido al desgaste de los equipos cruceños en esta fase clasificatoria, una buena opción sería eliminarse entre sí, antes que volver a escalar los 3.600 metros de altura o, en el mejor de los casos, ir a Sucre, a 2.813 msnm.
Nada está dicho, pero las matemáticas pueden beneficiar a los cruceños, teniendo en cuenta las recaudaciones que se generan (más de $us 100.000). De darse esta figura, el clásico cruceño 143 sería un hecho, pero además, The Strongest quedaría como primero, lo que puede llevarlo a jugar contra Bolívar, que no tiene definido su futuro, con dos puntos.
Al presentarse estos resultados, Real Potosí y Universitario quedarían prácticamente fuera de carrera con un solo punto de seis disputados.

Cambio que le quitó peso
La norma de tener un sub 20 en cancha le restó potencia ofensiva a Oriente Petrolero anoche frente a Bolívar. El técnico Pablo Sánchez tuvo que sacrificar a Alcides Peña, que fue reemplazado en la segunda parte por el juvenil Sebastián Molina, que no tuvo incidencia en el juego que pretendía ‘Vitamina’.
Peña, que anotó el gol de Oriente en el partido de ida, fue desequilibrante en la primera parte. Su cambio sorprendió a varios de los asistentes, pues el cotoqueño mostró habilidad y aguantó la marca de Schiapparelli y Torrico. Su salida fue obligada, ya que ‘Vitamina’ debía poner a un sub 20; tenía a Fernando Saucedo y Molina. Debido a la función y las características de Peña, el DT apostó por incluir al atacante formado en El Semillero, pero éste no estuvo en una noche buena, porque exageró en las jugadas largas que no fueron finalizadas, aunque puso ganas.
Poco a poco, Peña va recuperando su nivel y el entrenador le devolvió la confianza, pues en La Paz lo hizo ingresar en lugar de Molina. Hace un par de semanas, el ‘Negro’ estaba en el equipo que disputó el torneo de la Primera A, de la ACF.

El ojo crítico

El duro

Leonel Reyes / Volante
Jugó con mala intención
Repartió patadas sin contemplación y apuntando al físico de los rivales. A los 21 recibió una amarilla y el árbitro le perdonó la segunda en varias ocasiones. Se dedicó a lastimar.

Premio limón

Mario Ovando / Volante
Dejó disminuido a su equipo
El volante celeste se hizo expulsar en el minuto 71’, justo cuando su equipo necesitaba repeler las arremetidas de Oriente. Con su salida puso en aprietos a Bolívar, que aguantó como pudo.

Caído del cielo

Andrés Imperiale /Central
Se paró firme y controló su zona
Hizo un buen partido, convirtiéndose en una muralla en la zona defensiva. Salió tocando y dio tranquilidad al equipo. La labor de Suárez también fue destacable, pues se complementó.

0 Comentario: