Ansiedad de los técnicos y los jugadores

10 noviembre 2008



Se juega o no? Ésa era la pregunta que a cada momento hacían Gustavo Quinteros y Víctor Hugo Antelo a sus respectivos delegados, que estaban en contacto con la mesa de control y con los árbitros del partido. Los camerinos de Blooming y de Oriente vivían realidades distintas a la que se veía en las tribunas.
Mientras la gente aguantaba la lluvia tormentosa en todos los sectores, debajo del estadio los jugadores de ambos equipos calentaban a la espera de una determinación final. En el camerino de Blooming, que es local, la información era inmediata porque el vestuario de los árbitros está en frente. Mientras que en el de los albiverdes la noticia llegaba un poco retrasada.
“Es mejor que se suspenda por hoy, esto por seguridad del estado físico de los jugadores”, señaló Quinteros, antes de que el árbitro central, Antequera, y sus asistentes, Efraín Castro y José Romero, determinaran postergar el encuentro. Mientras que ‘Tucho’ Antelo no daba declaraciones, porque estaba concentrado y observando el calentamiento de sus dirigidos.
A las 18:15, Antequera salió al campo para hacer la última inspección en la cancha llena de agua y, luego de hacer la prueba del balón (para ver si rebotaba), decidió que no se juegue. “Fue la mejor determinación, por el bien del espectáculo y también de la integridad de los futbolistas de ambos equipos”, afirmó Quinteros.
Entre tanto, Antelo, que se enteró algunos minutos después, apuntó que “la decisión la tiene el árbitro, pero creo debió esperar un poco más de tiempo”
Los dos preparadores físicos, Rodrigo Figueroa (Blooming) y Pastor Mariscal (Oriente), no se detuvieron y dirigieron dos miniprácticas para no perder el día. Los trabajos fueron abocados a la parte de reacción y elongación.

Antelo baja la tensión

Aunque disimuló y dijo que no estaba molesto, el técnico de Oriente, Víctor Hugo Antelo, no tomó con mucho agrado la postergación del clásico. “Igual si se juega hoy o mañana, el que esté mejor va a ganar”, expresó el DT.
Pero más allá de las postergación, la incomodidad de Tucho es porque no puede concentrar al plantel, debido a que los jugadores no llegaron a un acuerdo con la dirigencia sobre el pago de salarios pendientes.
Mientras el plantel asegura que la deuda es de dos meses, algunos dirigentes dicen que sólo están retrasados con días.
Al final de la minipráctica en el camerino del Tahuichi, Antelo reunió a los jugadores y les preguntó si querían ir a la sede o preferían presentarse hoy por la mañana, a las 6:30, para realizar algunos movimientos livianos de cara al encuentro. El plantel decidió por la segunda opción y al DT no le quedó otra que aceptar. “No solucionaron el problema que tienen con la dirigencia, pero no estoy molesto. Confío en que los jugadores se portarán bien porque tienen un partido importante”, dijo Antelo.

De taquito

Los celestes se impusieron

Los dirigentes de Blooming tomaron la batuta, ni bien empezó a llover. El presidente de Blooming, Carlos Bendeck, y los vicepresidentes Erwin Peredo y Carlos Guillén hicieron un seguimiento al árbitro Antequera y hasta se reunieron con él en el camerino de los jueces. Mientras que la ‘cúpula’ de Oriente parecía dormida. Solo José Carlos Gutiérrez y Percy Ardaya discutían con los celestes. Álvaro Velasco llegó al final de las determinaciones.

Galarza no vio la cancha
El portero Sergio Galarza y otros de sus compañeros ni siquiera vieron como estaba la cancha. “No salí al campo, así que no puedo decir si se puede o no jugar. La decisión es del árbitro y el sabe lo que es correcto”, apuntó el uno de Oriente. Algunos jugadores albiverdes observaron, desde la boca del túnel, como Antequera caminaba en el gramado.

Todos en el camerino local
Los medios invadieron el camerino del equipo local, Blooming, mientras que dejó a un lado a Oriente, que se encontraba en el vestuario visitante. Es que todas las decisiones se tomaron en el sector de los árbitros, en frente de la academia, por lo que nadie quería perderse la noticia.

Boyero, el beneficiado
No sólo el técnico Gustavo Quinteros recibió con agrado la postergación del encuentro, la decisión también le vino bien a Hernán Boyero, que hoy puede ser tomado en cuenta para estar en el equipo titular, ya que tendrá un día más de recuperación de un esguince de tobillo.
“Es bueno para mí, espero estar porque estos partidos todos lo quieren jugar”, señaló Boyero.
Quinteros puede mover la dupla de ataque, que anoche estaba formada por Luis Carlos Vieira y Carlos Saucedo.
A diferencia de su archirrival, el plantel académico se concentra.

2 Comentario:

jorge dijo...

no se como pasa esto en londres inglatera se juegan 4 compeonatos distintos al ano con lluvia y con nieve y no postergan los partidos

Anónimo dijo...

la diferencia es q aca el drenaje del tahuichi es el peor del pais,para la final del clausura en sucre le tiro la lluviesanga coon granizo y la cancha estaba intacta a la hora del partido,lo q pasa es q aca a diferencia de londres es q los q manejan la cuestion deportiva a nivel publico son unos ignoperante,inutiles y corruptos.