Piden jugar antes

14 septiembre 2008

Las 72 horas de postergación aplicadas al partido entre Real Mamoré y Oriente (se jugará el miércoles a las 20:00) no es del agrado de los técnicos de ambos equipos, que piden jugar antes. Los albiverdes tendrán tres días para recuperar a sus lesionados pero, en contrapartida, menos tiempo para preparar el equipo pensando en el clásico frente a Blooming. A los benianos les ocurre igual, en vísperas del partido ante Aurora.
El comité ejecutivo de la Liga reprogramó el partido entre benianos y cruceños para mitad de la semana, pero el secretario general, Roger Bello, aclaró que todo está sujeto a cambios, pues habrá que ver cómo está ese día la situación social en ese departamento.

Para Víctor Hugo Antelo, DT de Oriente, esto es más perjudicial que beneficioso, pues los jugadores tendrán menos tiempo de recuperación. “He hablado con la dirigencia para que intente hacer que este partido lo juguemos antes del miércoles. A nosotros nos va a afectar, mientras que el rival llegará bien descansado”, señaló Tucho, que hoy trabajará desde las 8:30 en la cancha de San Antonio, tal como lo hizo ayer en la mañana.
Antelo fue claro al indicar que aunque sus dos jugadores lesionados, Jhasmani Campos y Miguel Almirón, se recuperen hasta el miércoles, no los incluirá en el equipo que debe jugar contra Real Mamoré, pues podrían tener una recaída y eso lo perjudicaría para afrontar el clásico cruceño.
Antelo criticó la indiferencia de los dirigentes de la Liga, ante lo que está viviendo el país, al señalar que esta fecha debía postergarse por el dolor que sufre mucha gente. “No podemos ser inhumanos, mientras algunos sufren, nosotros jugamos fútbol”, sostuvo.
Para Luis Galarza, DT del equipo beniano, esta postergación les afectará directamente a ellos, teniendo en cuenta que luego del partido frente a Oriente deberán jugar frente a Aurora, en Cochabamba, equipo con el que lucha por escapar del descenso indirecto.
Galarza indicó que sus dirigidos están listos para jugar el día que sea, pero que no es bueno poner dos encuentros tan juntos, y peor si son clave. El plantel trabajó ayer en el estadio Gran Mamoré.

El Deber

0 Comentario: