La clasificación se complica

22 septiembre 2008

El clásico dejó en Blooming un triple sabor de victoria. Primero se consolidó como único líder de la serie A del Clausura; segundo le ganó a su eterno rival, al que lo dejó con poca chance de clasificarse a las semifinales del torneo, y tercero, que esa poca posibilidad de Oriente está en las manos de la academia, que debe ganarle a Wilstermann y a Aurora para ayudar a los albiverdes. ¿Le dará una ‘manito’? Es una pregunta que será respondida en los próximos encuentros que restan.


Show de Goles 7va fecha


La academia cruceña consolidó su buen momento que la tiene como puntera con 18 puntos en siete fechas del Clausura, en el que sólo perdió una vez y fue precisamente contra Oriente (el 17 de agosto). Aunque futbolísticamente, en aquella ocasión los celestes también fueron superiores, los albiverdes, dirigidos por Buenaventura Ferreira, tuvieron efectividad y ganaron por 2-0.

Las tres fechas que restan dejan nueve puntos por disputar. El equipo de Gustavo Quinteros necesita sólo dos unidades para asegurar su clasificación a la siguiente fase, porque le lleva cinco al segundo (Aurora, 13) y ocho al tercero (Wilstermann, 10). Es decir, que con 20 la academia asegurará al menos el segundo puesto. El ‘equipo del pueblo’ puede sumar 19 si es que gana los partidos que faltan.
Aunque el panorama parece fácil, Blooming tiene dos partidos seguidos en condición de visitante y precisamente son frente a sus inmediatos perseguidores. El miércoles será contra los aviadores y el domingo contra los celestes del valle. En la última fecha, la academia recibirá a Real Mamoré.
Entre tanto, Oriente bajó a la cuarta posición, con nueve puntos, y ya no depende de sí para avanzar a la siguiente ronda. En las siete jornadas disputadas, el equipo albiverde ganó dos partidos, empató tres y perdió dos. Los dirigidos por Tucho necesitan que Aurora (segundo) no sume en sus próximos dos encuentros y que Wilster pierda al menos un partido.
La primera oportunidad de acortar cifras se dará este jueves 25, cuando los refineros reciban al ‘equipo del pueblo’. Si Oriente vence, la ventaja será de un punto, aunque debe esperar a que Wilstermann no derroté a Blooming en el Félix Capriles de Cochabamba.
De esa manera, los albiverdes subirán al tercer lugar y en la penúltima fecha (contra Guabirá, en Santa Cruz) pueden escalar al segundo, siempre y cuando su clásico rival le dé una ‘manito’, ya que en esa oportunidad Blooming enfrentará a los dirigidos por Julio César Baldivieso en el valle.
Por su lado, Aurora se convirtió en un serio candidato para clasificarse a las semifinales, debido a su gran momento por el que atraviesa desde que Baldivieso asumió como director técnico.
Aurora ganó cuatro encuentros, empató uno y perdió dos. Por ahora necesita mantener su ventaja de tres puntos en relación a Wilstermann y cuatro a Oriente. Si consigue una victoria el jueves en Santa Cruz puede asegurar su pase, siempre y cuando los aviadores pierdan en el Capriles.

Las frases


No pudimos definir las oportunidades de gol que tuvimos y eso nos costó muy caro
Limberg Gutiérrez / Volante de Oriente

Fue un resultado justo por lo que se vio; es más, pudimos haber anotado algún otro gol
Gustavo Quinteros / Dt de Blooming

El ojo crítico

El duro


Juan Grabowski / Zaguero
Jugó torpe y le dio duro a Boyero
Fue uno de los más rudos para quitar el balón, con algún golpe de por medio. A los 9 minutos del segundo tiempo golpeó fuerte a Boyero y pudo recibir una roja y dejar disminuido a Oriente.

Caído del cielo

Alejandro Gómez / Volante

Marcó el gol de la tranquilidad
Además de ser uno de los jugadores más valiosos en cancha, por su entrega y buen juego, marcó el 2-0, de tiro libre. De esa forma permitió que Blooming juegue más tranquilo y desarrolle su juego.

Premio limón

Limberg Gutiérrez / Volante

Estuvo perdido y no aportó
Ni con balón parado ni en juego. El ‘Bomba’ no fue un aporte para el equipo albiverde y no se notó su presencia. Está en mal estado físico. Jhasmani Campos fue otro de bajo nivel.

Fue un choque de ideas
No siempre gana el equipo que tiene más hombres en la zona de ataque, y ayer quedó demostrada nuevamente esa teoría. Por las circunstancias del partido, en general, Oriente tuvo en su momento a tres delanteros (Maraude, Itacaré y Peña) y dos volantes ofensivos (Campos y Limberg), mientras Blooming mantuvo el equilibrio en sus tres líneas, lo que hizo ver un equipo más compacto.
La ausencia de Carvalho, por suspensión, hizo que Tucho ponga a Rea con Aguirre en la zona de recuperación, pero no funcionaron. El juvenil estuvo lento para marcar e impreciso en los pases, mientras que Aguirre, de gran despliegue físico, tiene características ofensivas, lo que hizo que haya un vacío en la zona de contención.
Campos y Limberg fueron intermitentes, lo que ocasionó que los delanteros tengan poca participación. Aun así, el DT albiverde prefirió aumentar el ataque y restar la zona media, porque Aguirre terminó de lateral ante el ingreso de Itacaré en lugar de Aguilar.
Por su parte, el técnico Quinteros manejó el resultado y no cambió la idea de juego, aunque con el ingreso de Soliz (por Vieira) le dio mejor marcación en el medio campo.

Las cifras

18 puntos

Son los que tiene la academia cruceña. Ganó seis partidos y perdió uno. Tiene 15 goles a favor y cuatro en contra.

9 unidades
Tiene de diferencia Blooming con Oriente, que está en la cuarta posición, con nueve puntos.

Frases

Éste es el partido que debíamos ganar, para poder avanzar y jugar tranquilos en Cochabamba
Hernán Boyero / Delantero de Blooming

Es un importante paso a la clasificación. Ganarle a Oriente es lindo
Alejandro Gomez / Volante de Blooming

Tiro libre

Tiraron mandarinas

Aunque es una mala y peligrosa acción, es una costumbre ver a los hinchas lanzando a la cancha objetos como botellas de plástico, petardos e incluso globos cargados de agua en tiempo de Carnaval. Pero anoche incluyeron a su ‘arsenal’ mandarinas, pues desde la tribuna de preferencia se vio que lanzaron más de 100 durante el partido.

Pasapelotas expulsado

El cuarto árbitro, Félix Pinedo, expulsó a un pasapelotas que se rehusó a obedecer sus órdenes. El muchacho se atrasaba demasiado en pasar el balón y se paró muy alejado de la cancha, lo que intentó corregir Pinedo, pero se topó con un rebelde.

A puñetes por un balón
Todo estaba tranquilo en la barra de Blooming hasta el final del primer tiempo, pero la disputa por un balón, que había salido de la cancha y no lo devolvieron, desató una trifulca. Aparentemente escondieron entre varios el balón para que no regrese a la cancha, y como no llegaron a un acuerdo seis muchachos se prendieron a golpes. No eran barrabravas.

Amarillas que molestan
Muchas personas se mostraron molestas por la forma infantil en la que se ganaron la amarilla Schapparelli y Jáuregui. El primero fue por reclamar airadamente al árbitro un cobro correcto y el segundo por patear el balón, cuando Oriente debía sacar una falta.

El Deber

0 Comentario: