Marciano Saldías

25 abril 2008

Tenía una gran potencia en los remates de media distancia y una gran marca y velocidad para la proyección; por eso es que Marciano Saldías ha pasado a convertirse en un gran referente del fútbol boliviano.
Pese a ser defensor tenía una gran proyección, por lo que convirtió más de 50 goles en la Liga boliviana.

Marciano se inició jugando en el fútbol en la populosa zona de la Villa Pillín, incursionando luego en los torneos de ascenso y la Primera B de la Asociación Cruceña de Fútbol en el club 4 de Mayo, junto a sus hermanos Celín, Pedro y Marco entre 1981 y 1983, año en que fue convocado para la selección cruceña con la que se coronó campeón nacional. Ese mismo año recibió el premio como el mejor de la ACF.
En 1984 pasó a Oriente Petrolero, equipo con el que consiguió los mejores lauros de su exitosa carrera deportiva.
Marciano formó parte de una constelación de grandes figuras del equipo verdolaga entre los que nombra a Chichi Romero, Celio Alves, Antonio Brunetto, Trucco, Carlos da Silva, Ávila, García y muchos otros más.
Con Oriente, Marciano estuvo en cuatro Copas Libertadores de América, tanto como campeón como subcampeón de la Liga boliviana.
En 1993 y a raíz de la paralización del campeonato en el país, tuvo una incursión en el fútbol paraguayo, jugando para Cerro Porteño.
Tras volver de tierras paraguayas se enroló a Destroyers, que en ese tiempo llegó a formar un gran equipo.
En 1994 volvió a Oriente Petrolero y en 1996 pasó a The Strongest, club en el que estuvo sólo un año, en el que prácticamente abandonó el fútbol profesional debido a problemas con su pase.
Saldías formó parte de la selección boliviana en las eliminatorias para los mundiales de 1986, 1990 y la primera fase de 1994 en la era Azkargorta. También tuvo sobresalientes participaciones en tres Copas América. Destaca a grandes rivales a los que tuvo que marcar, como Renato, Alzamendi, Batistuta, Romario y Anthony de Ávila. Recibió el Botín de Oro en 1990, la Victoria Alada en 1994, dos Chiriguanos, Plaqueta de Roble de Facetas Deportivas y muchas condecoraciones más.

Perfil

Una vida ligada a las canchas

Marciano Saldías Barba nació en Santa Cruz de la Sierra el 25 de abril de 1966 en el hogar de los esposos José Saldías y Augusta Barba, conformado además por 12 hermanos. Tiene dos hijos: Marciano Enrique y Luis Fernando. Una vez abandonada la práctica activa del fútbol, siguió ligado a este deporte como entrenador. Actualmente es profesor en la escuela Torito García. Juega en la Mutual y otros torneos de barrio.

  • LINK

  • 0 Comentario: