Oriente mejora y se afianza

03 marzo 2008

Le hace bien a Oriente una victoria así; siendo contundente, con mejor respuesta futbolística a diferencia del debut, y demostrando tener más chance de gol con relación a los anteriores duelos, incluidos los de la Copa AeroSur. Pero ¡ojo! El 4-0 de anoche ante San José en el Tahuichi no debe tapar falencias que resaltan, porque al equipo aún le falta ganar en volumen, mantener una regularidad en los 90 minutos y aprovechar aún más las variantes o los talentos individuales que aún no explotan.

En el global, el partido ante San José deja como saldo a un Oriente superior, con peso en la primera etapa y con intermitencias en la segunda, más allá de que fue aquí donde liquidó a su desgastado rival. De entrada, la propuesta fue albiverde, porque a los 2 minutos Robson ensayó, rebotó del meta Vaca y a la arremetida Limberg centró al corazón del área pero nadie apareció. Tres minutos después, fue el turno de Alexandre que por poco anota tras mal saque del arquero.

Las directrices del partido comenzaban a marcarse. Y un aspecto resaltaba, los trancos largos y el coraje del brasileño Robson que era incontrolable para De Castro, Palacios y Albarenga, que conformaron la línea de tres en el fondo del rival. Con ese panorama el gol no tardó en llegar, con un recurso que Limberg Gutiérrez maneja bien: el tiro libre. A los 13’ el ‘Bomba’ acomodó el balón y sacó un riflazo que dejó estático a Vaca para poner el 1-0. Estaba bien, Oriente lo merecía por esa ambición de ir hacia el frente.

Pese a la ventaja, el duelo seguía igual, porque San José no reaccionaba. Sus vías de escape, Parada y García, por los carriles, no encontraban la fórmula de vulnerar la zaga local que ayer lució mejor, en cuanto a coordinación y seguridad (Almirón y Gutiérrez estuvieron como últimos hombres). A los 38’ se generó la mejor jugada de esa etapa luego de que Robson recuperara el balón en el medio, imprimió velocidad y tras dejar atrás a Palacio y Albarenga, sacó un derechazo que se fue desviado. A la respuesta, Darwin Peña casi pone el empate con otro remate que devolvió el parante. Fue lo más claro de la visita.

Oriente tenía cuerpo, pese a que Buenaventura Ferreira presentó un equipo distinto al que entrenó durante la semana. Melgar ocupó la banda izquierda y el chico Romero la tuvo que hacer de volante de contención por el vacío de no tener un carrilero tras la lesión de Andrés Jiménez. “Hablé con Melgar una noche antes y aceptó cubrir el lugar”, dijo el entrenador tras el final. Pero volvamos al partido. En el complemento Oriente cayó en un vacío que se tiene que superar.

No es que San José lo hubiera tenido contra las cuerdas, sino que pisando el área rival, las ideas se borraban. Pero, para suerte de los albiverdes, ayer tuvieron a Robson inspirado y cuando la visita intentó crecer, el atacante puso el 2-0 (65’) tras buen centro de Limberg. Nada que hacer para San José que se vio preso de la desesperación, ya que cinco minutos después Vaca le cometió un penal a Luis Gutiérrez que Limberg cambió por gol. El 3-0 era fiesta, pero Oriente no se conformó. ‘Sucha’ Suárez, que ingresó por Campos, puso el 4-0 (83’) y cerró una noche en la que se mejoró.

Los técnicos

Se mejoró mucho en relación con el primer partido. Hemos crecido. Estoy feliz porque hubo más orden
Buenaventura Ferreira / Oriente Petrolero

Nos ponen dos rivales duros, pese a que también jugamos la Copa. Que aprovechen; después no nos van a ganar
Marco Ferrufino / San José

Robson pasó el examen
Robson da Silva despejó las dudas que varios habían sembrado sobre su rendimiento, desde que llegó para someterse a un periodo de prueba. Anoche salió ovacionado por los seguidores de Oriente, que quedaron felices con el gol que anotó (fue el segundo), pero sobre todo las ganas y el desgaste físico que le puso durante los 73 minutos que estuvo sobre la cancha, antes de pedir su cambio. El DT Ferreira quedó conforme.
Una semana antes del inicio del Apertura, una parte de la dirigencia, incluido el presidente Miguel Ángel Antelo, no estaba muy convencida de que Robson era el delantero que necesitaba Oriente para el resto de la temporada. De alguna manera era entendible, porque el brasileño, que llegó por recomendación de Alexandre, no estaba en su mejor estado físico y, además, los partidos que jugó por la AeroSur no fueron un parámetro.
Aunque el DT, que lo tenía en cada práctica, no dudó en que sería un aporte, por eso pidió la contratación lo antes posible. La comisión técnica, que comanda Ernesto Álvarez apoyó la decisión de Ferreira y fue así que el brasileño se convirtió en el último extranjero (en la Liga se permiten seis por equipo) vinculado al club.
“Estaba triste porque no jugué el primer partido, pero gracias a Dios hoy (ayer) se me dio”, dijo Robson.

De taquito

Una costumbre

Se hizo una costumbre cantar el himno cruceño antes de cada partido en el estadio Tahuichi. Ayer no fue la excepción, Oriente, que organizó el espectáculo, le pidió al árbitro Ortubé que permita poner el tema, que no solo los de Oriente cantaron, también algunos cruceños que militan en los santos (Vaca, Peña y Saucedo).
Sin mangas
Causó sorpresa, entre los asistentes, no ver las mangas de seguridad (por donde salen y entran los equipos al camerino). Según lo que se conoció anoche, están en mantenimiento para tenerlas en buenas condiciones para lo que resta del torneo. El domingo serán utilizadas otra vez, cuando Blooming reciba a Universitario.
Hincha común
Como un hincha más. Así estuvo ayer el presidente de Oriente, Miguel Ángel Antelo, que decidió sentarse en butaca y dejar de lado su sitio en el palco oficial. ‘Choco’ estuvo acompañado de algunos miembros de su directorio y de su gran amigo, el ex presidente Luis Marcelo Roca. Celebraron juntos los cuatro goles.

La figura

Robson da Silva

Desde el inicio mostró un juego vertical, siempre al frente y tratando de gambetear a sus rivales, para buscar más espacios. Se complementó bien con Limberg, que también tuvo una noche de las mejores, desde que viste la verde y blanco de Oriente. El brasileño dijo que aún puede dar mucho más en el Apertura, que recién empieza a calentarse.

El ojo crítico

El duro

Daniel Vaca / Arquero

Le dio una patada a Luis Gutiérrez
El portero de San José apeló a una infracción malintencionada, dentro de su área, sobre el defensor de Oriente Luis Gutiérrez, que tras dejarlo en el camino se aprestaba a marcar un tanto. A pesar de cobrar penal, el árbitro Ortubé fue contemplativo y no le sacó tarjeta a Vaca, que no pudo impedir el tercer gol.

Premio limón

David Cerutti / Delantero

Inadvertido en la ofensiva visitante
Aunque no contó con un acompañante de punta (Saucedo y Peña son volante), el delantero argentino no pudo aprovechar las pocas oportunidades que tuvo. En varias jugadas perdió ante los rivales, y se molestaba cada vez que sus compañeros hacían una jugada de más, mientras él esperaba el centro.

Caído del cielo

Limberg Gutiérrez / Volante

Creó juego y marcó dos goles
Al volante ofensivo cada vez se lo ve mejor. Ayer acompañó, como delantero de punta, a Robson, con quien creó una buena sociedad en el ataque. Cuando Jhasmani Campos desaparecía del medio, Limberg bajaba unos metros para generar el fútbol de Oriente. Además, anotó dos tantos: un golazo de tiro libre y el otro de penal.

  • El Deber

  • 0 Comentario: