Fútbol sí, pero sin política

24 noviembre 2008

Roly Callaú Cruz | rcallau@eldeber.com.bo Después de que varios dirigentes utilizaron el fútbol como trampolín para lanzarse a la arena política, ahora se declaran apolíticos y amenazan con sancionar a los jugadores que festejen su gol mostrando una leyenda o un mensaje en la camiseta. Todo nace antes del último clásico entre Oriente y Blooming. Los jugadores de ambos equipos ingresaron a la cancha con un NO en la camiseta blanca que tenían encima de la oficial.
Mediante un comunicado a los clubes, el organismo mayor del fútbol nacional amenaza con sancionar (dice textual) al jugador que muestre al público su ropa interior con un lema o publicidad. Se argumenta que como es una institución apolítica, no admite injerencias de carácter político en partidos de fútbol. Sin embargo, el año pasado no se reaccionó igual cuando el Gobierno gestionó un avión para que varios dirigentes viajen gratis a Montevideo (entre ellos periodistas) a presenciar el partido de ida frente a Uruguay. Como el vuelo era gratis, nadie dijo nada.
Tampoco se pronunciaron cuando desde la Casa de Gobierno convocaron a los jugadores de la selección, antes de un partido importante por las eliminatorias, sólo para anunciar, ante la prensa, la firma de un documento que, supuestamente, era de interés para los futbolistas, cuando bastaba que estén los representantes, y punto. Ese día hubo besos y abrazos para la foto. Una vez más se usó a la selección para otros fines, cuando los jugadores debían estar descansando en vez de ser utilizados para fines extrafutbolísticos.
No se podía esperar menos de una institución golpeada económicamente, queriendo quedar bien no sé con quien. Que el fútbol se mantenga alejado de intereses políticos, me parece genial, pero tiene que ser recíproco, que de las altas esferas tampoco se metan en el fútbol, y menos ‘manoseando’ a la selección como se lo hizo siempre. Lastimosamente, como dinero es lo que menos hay, no faltan los serviles y oportunistas que hacen de todo para quedar bien con el que alguna vez le tiende la mano.

0 Comentario: